neuromarketing-en-redes-sociales

Si os habéis topado con este artículo de mi blog y sois lectores asiduos, seguro que habréis pensado que acabo de perder la cabeza totalmente.


¡Pues no! Sigo tan cuerda como el primer día (es decir, nada…), pero hoy quería hablaros de un tema que involucra emociones y adicciones: El Neuromarketing en Redes sociales, y en concreto, sobre “Facebook y el Sexo“.

 

¿Por qué somos adictos a Facebook?

Que levante la mano quien ha entrado a un Facebook de un conocido o una marca, y lo primero en lo que se ha fijado es en su número de amigos o seguidores. Sin duda, casi todos.

Y como no, ¿quién de vosotros no ha publicado un contenido en redes sociales y solo espera la llegada de los primeros “likes” con ansiedad?

 

El núcleo accumbens

En nuestro cerebro existe una pequeña zona con un grupo de neuronas, conocida como núcleo accumbens que está involucrada en las reacciones de deseo, adicción, placer, miedo… y todo ello, a través de la liberación de la hormona dopamina.

En concreto, el núcleo accumbens es el responsable de ese sentimiento de recompensa que tanto nos gusta sentir, y que nos motiva en nuestra vida diaria.

Sin embargo, ¿qué tiene que ver esta parcelita de nuestro cerebro con Facebook?

 

¡El placer que nos da un me gusta!

Una investigación llevada a cabo por un importante grupo científico a finales de 2013, de forma conjunta entre Estados Unidos y Alemania, puso de manifiesto algo sorprendente.

Y es que, aunque hasta el momento se sabía que el núcleo accumbens se activaba ante imágenes de contenido sexual, comida o  toda clase de premios, a través de la tecnología de resonancia magnética funcional (fMRI) se llegó a la conclusión de que el uso del Facebook activaba esos mismos centros, provocando una sensación de recompensa.

nucleo-accumbens-activacion-con-facebook

 

La selección natural y la reputación

Facebook actúa como una plataforma generadora de “adicción”, a través de su activación del núcleo accumbens y la liberación de dopamina tras su uso frecuente.

He oído incluso decir, que estos avances los carga el demonio… ¿Pero es cierto que es un avance o es tan antiguo como la vida misma?

En realidad, el uso de las redes sociales se sustenta bajo una máxima evolutiva. ¡Como oís!

Desde el punto de vista evolutivo, los seres humanos buscamos cuidar nuestra reputación, porque es una señal de que el resto de individuos de la comunidad pueden cooperar e interactuar con nosotros, y esta cooperación aumenta nuestra probabilidad de supervivencia al ofrecernos un mayor acceso a recursos, protección, etc.

 

La marca y el núcleo accumbens

Muchas marcas aprovechan esto en sus productos, para conseguir aumentar el número de sus ventas o fidelizar de forma más efectiva a un grupo de la población.

Nos hacen sentir cierto reconocimiento por ser propietarios de uno de sus artículos. Recordemos la sensación de poder de conducir un “Ferrari”, un “BMW”, o la de lucir una fragancia de una marca exclusiva, joyería de “Svarowsky” etc.

 

Y vosotros, ¿os habíais planteado alguna vez que el éxito de las redes sociales radicaba en el neuromarketing? ¿Hacéis que vuestra marca sea tan adictiva para vuestros clientes como el buen sexo? 😉

8 pensamientos sobre “Neuromarketing en Redes sociales. ¡Deja de sentir orgasmos en Facebook!”

  1. Hola Isabel!
    Titulo de los que enganchan.
    Por lo visto somos más primitivos de lo que creemos, nunca me había parado a pensar en los detalles que explicas del me gusta de Facebook, pero en mi caso me ocurre lo mismo también con el correo electrónico, reconozco que me gusta recibir algo de cualquier persona conocida, sentirme vivo y que existo para los demás.

    Un abrazo

    1. Hola Ángel! Qué bueno volver a verte por aquí!! 😉
      Me alegra que este artículo te haya hecho pensar sobre la razón de algunas de nuestras conductas inconscientes. Tienes razón en lo que comentas, tanto recibir correos electrónicos, chatear, navegar por Facebook, whatsapp etc. Nos hace sentirnos vivos y en comunidad!
      Y por supuesto… los comentarios en los blogs! 😀 jajajaj

      1 abrazo fuerte!

  2. Me pregunto si ocurre lo mismo al revés, es decir cuando eres tu el que dice “me gusta” en realidad lo que quieres es ” proporcionar placer” a aquel a quien se lo dices. La verdad es que a mi me cuesta mucho, mucho, pero mucho ( para que quede claro) decir me gusta a una marca sea de lo que sea porque no puedo evitar ver lo que hay detrás. Probablemente es porque yo he estado detrás, con el fabricante de la marca muchas veces-. Quizás deberíamos proponer a Facebook que añadiera una “s” y que , a partir de ahora, en honor al núcleo accumens, comenzáramos a decir ” me gustas”.

    1. Saludos César!! Muchas gracias por tu comentario!
      Pues supongo que en muchos casos sí ocurre lo que dices. El que le da un “like” a algo puede también hacerlo simplemente para que el otro se sienta acogido, bien con sinceridad, por “pelota” o incluso a veces, para sentirse formar parte de una comunidad grande a la que pertenece la otra persona, que es el fenómeno que se da en casos de marca personal.
      Eso que te ocurre con las marcas es frecuente. Y de hecho, es el mayor problema al que nos enfrentamos cuando dirigimos una campaña de marketing online para marcas de venta. La gente sabe lo que hay detrás y pasa de largo!
      Pues nunca me lo había planteado así, pero mira es una buena idea, es mucho más personal!! A por los “Me gustas”!! 😉

      1 abrazo fuerte!

  3. Buenas Isabel, un punto muy curioso para los Me gusta de Facebook. A lo mejor nuestras neuronas lo ven como un pequeño triunfo al igual que ver como se van reduciendo los número de Likes.

    Muy de acuerdo con lo de crear adicción a la marca. Es fundamental que la persona vea que para quitarse esa dependencia tenga que “chutarse” info del blog, un curso, etc. Apuntar a las necesidades también debe ser mucho de neuromarketing.

    Un abrazo

    1. Chema! Disculpa la tardanza en responder, pero es que he llevado unos días de locura. Voy a tomarme este puente de break, y el mismo miércoles ya tenéis post con info interesante sobre diseño web.
      Eso es, efectivamente funciona como una relación de seducción, cuando te has enganchado a esa marca, ni siquiera eres consciente del dinero que estás gastando en ella, al igual que cuando estás enamorado! 😉
      Y qué te parece Chema… ¿te gusta “chutarte” info de elneuromarketing.com? 😀

      1 abrazo muy fuerte,
      Espero que estés pasando unas buenas vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *