neurofinanzas

El ámbito de las neurofinanzas es extremadamente amplio e interesante.

En este artículo introducimos el concepto, para comprender mejor cuáles son los mecanismos de nuestro cerebro en la toma de decisiones económicas.

Si todavía crees que los sentimientos no te influyen en tu economía empresarial y personal, echa un vistazo al vídeo – resumen.

Dos partes del cerebro enfrentadas

A la hora de tomar decisiones en neurofinanzas, dos partes de nuestro cerebro entran en conflicto.

Por un lado, está el núcleo accumbens que es la zona asociada a la recompensa que se activa cuando pensamos que vamos a ganar algo y existe algún beneficio.

Por otro, está la ínsula que es una zona relacionada con el sentimiento de pérdida y dolor.

A través de estudios mediante sistemas de resonancia magnética, se pudo evidenciar que ambos sistemas son necesarios y se complementan en la toma de decisiones económicas.

La acción final consiste en lo siguiente: el nucleo accumbens codifica la predicción de ganancias y la insula codifica la predicción de pérdidas.

Y es que, nuestro estado emocional tiene una influencia mucho mayor sobre las decisiones financieras de lo que nosotros reconocemos, como veremos a continuación en el siguiente experimento.

 

 

Neurofinanzas dirigidas por la emoción

Un experimento de neurofinanzas desarrollado por dos científicos, Trujillo y Knutson, demostró que nuestras inseguridades a la hora de decidir, se veían influidas por los sentimientos.

A un grupo de personas le mostraron la cara que expresaba felicidad, y a otros la de temor o enfado.

El resultado fue sorprendente. Aquellas personas que habían visto el rostro feliz mostraban decisiones un 30% más arriesgadas.

Ahora bien, los que habían visualizado las caras de enfado o temor, eran más propensos a escoger opciones de inversión más segura.

A pesar de que la investigación se centró en estudiar las respuesta en profesionales de inversión, podemos trasladar ese contexto a la vida financiera de muchos de nosotros.

El ambiente que te rodea, tus vivencias personales e incluso tu motivación, pueden llegar a dirigir tus estrategias económicas.

Recuerda, las decisiones económicas se toman con más parte de emoción que de razón y como dijo Warren Buffet:

“El éxito en la inversión no se correlaciona con el CI. Con una inteligencia media, lo único que se necesita es el temperamento necesario para controlar los impulsos emocionales”

 

Temas relacionados

Controla el cerebro de tus clientes: Las Claves sobre cómo poner el precio correcto

¿Cómo poner el precio a un producto? Neuromarketing al descubierto

Cómo los descuentos pueden acabar con tu negocio

 

Bibliografía

1 Kuhnen, Camelia M., and Knutson, Brian (2005). ‘The Neural Basis of Financial Risk Taking’, Neuron Vol 47, 763-770, September 2005. 
2 Trujillo, J., B. Knutson, M. P. Paulus, P. Winkielman (2006). “Taking Gambles at Face Value: Effects of Emotional Expressions on Risky Decisions.” Working paper. http://www.gsb.stanford.edu/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *