que-es-el-marketing-olfativo-y-el-odotipo

¿Tienes una tienda física o un negocio, y quieres conseguir que tus clientes se sientan cómodos y receptivos para la compra o contratación de tus servicios? Si es así, ¡empieza a aplicar el marketing olfativo y sensorial en tu negocio!

¿No sabes bien de lo que te hablo? Pues sigue leyendo…


En realidad el origen del marketing sensorial se remonta a cientos de años. Y es que, aunque de forma inconsciente, cualquier palacio o estancia importante cuidaba al máximo el olor del lugar, intentando transmitir a sus visitantes una emoción positiva.

¡Cualquiera de nosotros en realidad lo utiliza en nuestro día a día! Quién no ha preparado unas varillas de incienso o una suave fragancia para quedar con su pareja, o para recibir esa visita en Navidad. O incluso, ¡esas etiquetas de aroma para el coche!

Sin embargo, la fase que quizás nos falte de todo ello, es conseguir utilizar fragancias que transmitan nuestro objetivo, en puesto de escogerlas al azar según nuestro gusto personal.

 

¿Has oído hablar alguna vez del Odotipo?

Aunque hasta el negocio más chapuza del mercado posee un logotipo medianamente decente, las grandes empresas conscientes de la importancia de crear una marca sólida, recurren cada vez más al diseño del odotipo.

El odotipo es una firma o reseña de olor concreta, capaz de evocar a una serie de valores identificativos de la marca, reforzando su imagen y ayudando a transmitir, esa idea definida de ella misma.

Las empresas más potentes llevan utilizando este tipo de neuromarketing desde hace años, consiguiendo incrementar la eficacia de sus ventas en valores cercanos al 30%.

¿Alguna vez habéis entrado a un local de Starbucks? Muchos definen su aroma como una fragancia que invita a contactar con relaciones sociales, relajante, plácida y sofisticada.

 

Cómo diseñar tu odotipo en 5 pasos

Por supuesto que lo más indicado y recomendable es dejarlo en manos de un profesional, pero si tu presupuesto y personal es escaso, aquí te presento 5 pasos sencillos para iniciarte en el marketing olfativo y sensorial, y comenzar a esbozar los primeros aspectos de tu odotipo. Recuerda que existen tiendas especializadas desde donde adquirir fragancias puras.

  • Resume los valores de tu empresa y la idea que quieres transmitir de ella a tus clientes. Previo a eso, deberás tener claro cuál es su perfil y a quién va dirigida. ¿Es un negocio sofisticado solo al alcance de unos pocos, atrevido, romántico, innovador, revolucionario…?
  • Acude a un centro especializado en esencias y aromas y explícales cuál es el concepto quieres comunicar. Ellos te ayudarán a escoger de forma más adecuada: tienes a tu alcance fragancias amaderadas y masculinas, frutales, frescas, florales, exóticas etc.
  • En base a una serie de esencias, define cuál puede ser el aroma final y quédate con un catálogo de unas 6 a 10 como boceto.
  • Reúne a varias personas de confianza y deja que huelas las fragancias escogidas. Diseña una hoja que englobe las características que te gustaría transmitir y añádeles una cuadrícula de 1 a 5 de puntuación. Luego pídeles a tus compañeros que puntúen cada una de las fragancias según esos aspectos, y quédate con la que más puntuación obtenga.
  • Introduce la fragancia en un vaporizador o dispositivo para perfume ¡y listo! ¡Cuida mucho la intensidad y los rasgos!

 

De todas formas, si prefieres contar con empresas especialistas en marketing olfativo para que diseñen tu fragancia propia, no tienes más que contactar conmigo y explicarme lo que necesitas, para recibir tarifas y trato personalizado.

 

¿Pero cómo funciona el marketing olfativo?

El olfato junto con la visión son dos de los sentidos que transmiten su información a nuestra memoria de forma más efectiva.

como-funciona-el-marketing-olfativo
Imagen tomada de Wikipedia Commons

Y es que, a través del conocido “efecto Proust” somos capaces de recordar sentimientos o vivencias asociadas a un tipo de olor. ¿Quién no ha vivido eso de compartir con una persona querida un plato en un restaurante determinado, y estar deseando de volver a oler ese aroma para traer a su memoria esos recuerdos?

Cuando olemos una fragancia, existen una serie de células receptoras en nuestra mucosa nasal, que se estimulan y transfieren información a los bulbos olfatorios situados en la parte posterior de la nariz.

Este contenido alcanza uno de los lugares más primitivos del cerebro, donde se encuentra el sistema límbico y estructuras reguladoras como el hipotálamo, capaces de provocar un cambio en nuestro cuerpo a través de la liberación de hormonas como la serotonina, tan decisivas en los procesos de compra.

Sin embargo, la información del olor también alcanza centros de nuestro cerebro más modernos como la “neocorteza”, desde donde modificará nuestro pensamiento consciente.

 

Ahora ya tenéis unas pequeñas nociones para empezar a aplicar el marketing olfativo y sensorial en vuestro negocio. Y vosotros, ¿os consideráis de Brumel o de Christian Dior? 😉

9 pensamientos sobre “Empieza a aplicar el marketing olfativo y sensorial en tu negocio. Define tu odotipo”

  1. Lo primero Gracias! Lo segundo muy interesante! Lo tercero me lo guardo en favoritos porque es un tema que me interesa mucho.
    Entramos en la era del corazón, en la era de los sentimientos (la mente seguirá por ahí) pero ahora le toca al corazón evolucionar (como el cerebro lo ha ido haciendo durante millones de años) y las ventas tienen que ir por ahí. Es mi intuición, tal vez femenina, pero yo quiero estar informada de este tema.
    Y por supuesto lo comparto …

    1. Hola Ana! Me alegra mucho que te haya gustado el post!! Iba dirigido especialmente hacia tu petición!
      Totalmente de acuerdo contigo. En un momento en el que hay tanta información disponible, ser capaz de llegar al ámbito emocional de nuestros clientes es fundamental!!
      Tu intuición es totalmente certera! 😉
      Y muchas gracias por compartir!!

      1 abrazo muy fuerte!

  2. Hola Isabel!
    No pensarías que me había olvidado de ti, no? Se me amontona el trabajo.
    Muy interesante el articulo de esta semana. Al leerlo recuerdas como los olores te transportan al pasado, sobre todo cuando son buenos recuerdos.
    Recuerdo que en algún documental he visto como funciona al memoria de las imágenes y del olor, y es que el hipotálamo supongo que nos advertiría de los peligros antiguamente para nuestra supervivencia. Supongo es mejor usarlo para el disfrute personal.
    Coincido plenamente en hacer un estudio de prueba de los gustos de los demás, de esta manera siempre encontraras mayor porcentaje con el olor o gusto seleccionado.
    Como buen vasco y aficionado a al cocina, me he presentado a varios concursos en mi pueblo de cocina tradicional. Y no creas que me ha salido mal, el truco reside en parte en dar a probar a cuantas más personas mejor, antes de presentar al jurado. Si consigues una aprobación de la mayoría, vas bien, posiblemente el jurado pueda pensar algo parecido.
    He ganado varios concursos solo por que me dejo llevar por el gusto de los demás, aparte hacerlo con mucho cariño y sentido común.
    Contar con la opinión del publico es obligatorio para obtener buenos resultados y hacer pódium.

    Un fuerte abrazo!!

    1. Hola Ángel!! Que va, si tu eres uno de mis lectores VIP más queridos!
      Esta semana para mi también está siendo dura, con todo el trabajo a cuestas y prepararlo todo para tener la conferencia lista para mañana.
      jajajaja sí, siempre es mejor utilizar esas estructuras para disfrute personal, y ese es el punto débil que utilizan las empresas!
      Sobre lo que me comentas, solo me queda felicitarte! Porque esa forma de pensar, siendo consciente de la importancia de testar las preferencias y los gustos de los más, te va a ayudar muchísimo en cualquier negocio que te propongas, y fíjate, que por desgracia, es una de las facetas más descuidadas por muchas empresas. Solo piensan en el “yo” y terminan descuidando las necesidades de sus clientes.
      Solo me queda decirte, que a tu producto le espera un futuro prometedor! Y por supuesto… que cuando me pase por Bilbao, voy a tener que probar las creaciones de este magnífico chef, si él quiere claro… 😉
      1 abrazo hasta estrujar! Y nos vemos mañana 😀

  3. Hola Isabel, había leído lo de la importancia de los olores y que muchas empresas es esfuerzan en este aspecto pero tu post me ha parecido muy instructivo.

    La verdad que resumir los valores de una empresa por el olfato puede ser un éxito o un fracaso en el caso de que no aciertes con lo que selecciones.

    Ejemplo lo tienes en elcorteingles en la sección de perfumería la cantidad de olores que hay y que a mi por lo menos me parece poco agradable (una mezcla de pachuli jeje). Mcdonald creo que también lo debe hacer porque todo huele igual

    Un abrazo¡

    1. Muchas gracias por compartir esas palabras en mi comunidad! Me encanta conocer vuestras opiniones y comentarios!
      En la sección de perfumería de El Corte Inglés tienes razón que a veces se pasan con la intensidad del olor!! Y terminas un poco mareado entre toda la gente y el pachuli jajajaj
      Es cierto que Mcdonald, Burguer King y establecimientos de ese tipo, lo llevan haciendo años porque probaron que con ese “aroma” estimulaban el centro del apetito de sus clientes, y todavía asociaban más ansiedad a la comida!
      1 abrazo muy fuerte!!! Nos vemos mañana!

  4. Me gusta como has planteado el tema aunque para elaborar un odotipo yo iría mucho mas allá. Otra cosa sería la implantación de un aroma adecuado en un determinado tipo de negocio, que es bastante diferente al concepto de odotipo y que tambien forma parte de ello aunque es algo más complejo. uno tiene que ser muy preciso a la hora de diseńarlo , ya que hay que tener en cuenta factores culturales que no puedan dañar nuestra imagen al utilizar un determinado aroma que a nuestro parecer es positivo, pero a su vez, en otras culturas puede ser todo lo contrario.

    1. Hola Raúl!! Encantada de verte por aquí! Efectivamente, tienes toda la razón. La complejidad de elaborar un odotipo nunca podrá resumirse en un post! Como tú bien dices, la cultura es un factor que influye mucho a la hora de considerar un aroma como agradable o no.

      Fíjate si es así, que aunque para nosotros la olor a pollo o cordero pueda resultar más o menos agradable, hablando el otro día con un asiático me comentaba que en su tradición no son olores a los que estén acostumbrados, y muchas veces les parecen demasiado áridos y fuertes, así que… ¡imagínate! 😉

      1 abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *