como-poner-el-precio-adecuado-con-neuromarketing

Si estás interesado en llegar a “controlar” el cerebro de tus clientes, y descubrir una serie de claves sobre cómo poner el precio correcto a un producto o servicio con neuromarketing, te invito a que sigas leyendo este artículo, ¡porque te va a encantar!

 

Diferencias entre el hemisferio cerebral derecho y el izquierdo

Seguro que en más de una ocasión habréis oído hablar acerca de nuestros dos hemisferios cerebrales, y cómo cada uno de ellos controla distintas partes de nuestro cuerpo y nuestras emociones.

Por un lado, hablamos de que el hemisferio derecho es el encargado de gestionar la información de forma global, y percibir las emociones, creatividades, imaginación, música, comunicación no verbal… Siempre desde una perspectiva muy completa  y nada analista, siendo en definitiva, el aspecto de pensamiento creativo.

Sin embargo, el hemisferio cerebral izquierdo se encarga por contra de cotejar aquellos aspectos relacionados con la lógica, la matemática, el análisis, la perspectiva realista, la comunicación verbal En definitiva, el aspecto de pensamiento analítico o lineal.

 

 

 Ahora bien, en base a esto ¿qué parte nos interesa activar del cerebro de nuestro cliente a la hora de ver el precio?

Como siempre y por desgracia, la respuesta nunca será blanco o negro, sino que dependerá de nuestro objetivo y del precio en cuestión.

No obstante, el fundamento sobre cómo poner el precio correcto de un producto con neuromarketing es sencillo. ¿Qué no os lo creéis? Pues os lo voy a demostrar con dos ejemplos bien claros.

 

 

Caso 1: Tenemos un precio alto que queremos enmascarar

En relación a lo que hemos explicado en el punto anterior, el cerebro analítico no nos interesa. ¿Para qué queremos que nuestro cliente reflexione acerca del precio del producto y estime que le resulta demasiado elevado?

En este caso, lo que pretendemos es que nuestro anuncio capte por completo la atención del hemisferio derecho, suavizándose el impacto del coste y terminando de pasar por desapercibido.

Necesitamos que el cerebro de nuestro cliente justifique ese precio de forma subconsciente, sin que la información pase a la forma consciente analítica. ¿Y cómo se consigue eso? Pues bien sencillo, debemos hacer hincapié en el aspecto emocional y en situaciones que nos sugieran un estado agradable y sentimental.

Fijaos en esto. ¿Dónde percibís de forma más impactante el precio? ¿En la primera o en la segunda fotografía?

poner-el-precio-adecuado-con-neuromarketing

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como comprobaréis, la imagen primera nos transmite una menor apreciación frente al precio, al centrar nuestra atención en el chico y en las sensaciones positivas que de frescor, limpieza, etc. que va a experimentar tras el afeitado. Además, la posición del coste a mano derecha se interpreta después que la imagen pasando desapercibida, frente a la otra posición a mano izquierda.

Sin embargo, en la segunda fotografía no aparece ninguna imagen humana con la que identificarnos, ni ninguna situación agradable. En este caso, la información se transmite de forma predominante al hemisferio izquierda, que realiza una síntesis analítica y detecta un precio elevado.

Hay que tener especial cuidado con el tema de los descuentos. Compartimos un vídeo explicativo [post íntegro aquí] .

 

 
 

Caso 2: Tenemos un precio bajo que queremos destacar

En este caso, lo que pretendemos es que nuestro anuncio visual no capte por completo la atención del hemisferio derecho, si no que se desvíe a la parte lógica, con el fin de que el cerebro interprete las múltiples ventajas a nivel de coste, que representa contratar o adquirir un producto o servicio.

Veámoslo con un ejemplo práctico.

ejemplo-de-anuncio-de-mcdonalds-con-neuromarketing

McDonalds es una de las marcas expertas en desarrollar campañas publicitarias bajo este objetivo. Para ello, se utilizan textos muy breves y concisos que restan protagonismo a la imagen, que engloban una idea concreta y que activan la parte lógica de nuestro cerebro. De esta forma, al introducir formas textuales, se decanta la atención al área verbal y al pensamiento lineal que valora si es un producto interesante o una oferta.

 

Y vosotros, ¿os animáis a poner en práctico alguno de estos consejos para empezar a “controlar” el cerebro de vuestros clientes?

PD: Y hablando de todo un poco, aquí os traigo la animación de la bailarina, que ha sido interpretada como un movimiento direccional consecuencia del hemisferio cerebral predominante. Si la vemos girar en sentido horario es porque nuestro hemisferio derecho es predominante, mientras que si gira en sentido anti-horario es el izquierdo.

animacion-de-la-bailarina-y-neuromarketing

Posteriormente, otros grupos sugirieron lo contrario, y en la actualidad la teoría más aceptada es que tan solo se trata de una percepción espacial, en la que no se involucra directamente uno u otro hemisferio. Pero por distraernos un rato… ¡qué más da! ;D ¿A vosotros hacia donde os gira? ¿Sois emocionales o lógicos? 😀

 

 

7 pensamientos sobre “Controla el cerebro de tus clientes: Las Claves sobre cómo poner el precio correcto”

  1. Hola Isabel!

    El post increible como siempre. Nunca me había parado a pensar en las metodologías que se usan para enmascarar los precios, pero cuando lo explicas con los ejemplos que has puesto se ve clarísimo. A alguien más le pasa que desde que leo este blog veo la publicidad con otros ojos? Ahora siempre intento buscar el “por qué” de las cosas que aparecen en los anuncios.

    Muchas gracias por la info.

    PD: por lo que parece yo soy más lógico que emocional jajaja

  2. Hola Isabel!

    Que mareo con la bailarina, jejeje.
    La verdad es que flipo con tus entradas, hay que ver de que forma se estudia el comportamiento del cerebro enfocado a la venta. Vamos que me quedo un rato con la boca abierta, bueno, no mucho, que en boca cerrada no entran moscas.
    A tu pregunta pienso que en mi caso soy más lógico, pero admito que mi lado emocional me juega malas pasadas y de vez en cuando me la dan con queso y no veas si eso….
    Supongo que todos queremos dominar nuestro hemisferio izquierdo, por cierto, ¿Si eres zurdo, dominas más tu hemisferio izquierdo?

    Un abrazo, simpática!

  3. Sobre lo que me comentas, no sé si será tu caso (yo soy ambidiestra), pero los zurdos a pesar de los mitos populares, no piensan en el hemisferio derecho del cerebro, ni tampoco los diestros piensan en el hemisferio izquierdo.

    Una investigación si no me equivoco publicada en el año 1974, sí comentaba acerca de que en los diestros le era predominante el hemisferio izq y en los zurdos el derecho. Posteriormente se vio que esto no era así al 100%, aunque la dominancia cerebral del individuo zurdo, en una gran proporción, si estaba asociada a su hemisferio cerebral derecho.

    Ahora bien, si es tu caso Ángel, la zurdera está asociada en ciertas estadísticas a un mayor índice de genialidad y creatividad. Así que… ¡a aprovecharla!

  4. Me gustan tus post y la sencillez como te expresas.

    En este post la palabra perfecta para el título sería influir en la decisión de compra, ya que controlar el cerebro de los clientes es imposible.
    También es importante el método de colocar varios productos y el poder del 9 en los precios.
    Lo que no tengo claro, es si en el ejemplo de la hamburguesa, aunque realmente nos fijemos en el texto, influye más el bacon y la chorreante grasa de la burguer. Sexo, felicidad, miedo, peligro y alimentación es ideal para llamar la atención del cerebro 🙂

    1. El hecho de poder elegir, la presencia del 9 en los precios, su posición en los anuncios etc. determina mucho el lugar donde fija la atención el consumidor.

      Quizás el ejemplo de la hamburguesa no sea el más evidente, pero lo que sí está claro es que el hecho de que haya un texto conciso dentro del propio anuncio, permite activar la zona lógica mucho mejor que las imágenes.

      Esto es algo incluso, que se implementa a nivel de logotipos.

  5. Isabel: Es la primera vez que veo un post tuyo, vivo en México (Puebla) y lidereo una pequeña empresa de edificios prefabricados, algo difícil de vender en mi país. Tengo una pregunta, cuando haces una presentación directa a personas que se encargan de la parte técnica y la toma de decisión sobre la compra del producto en empresas grandes, cómo destacas la calidad y eficiencia del producto sobre el precio?. cuál sería la mejor forma de presentar el producto para fijar la atención sobre aspectos de confort, versatilidad, costo/beneficio, etc. Saludos y espero seguir recibiendo tus interesantes consejos.

    1. Hola Alberto, la pregunta que realizas requiere de una respuesta bastante compleja. El factor clave que interviene en la valoración de calidad frente a precio es la capacidad de generar “marca”. En un producto genérico siempre se tenderá a centrar la atención en los costes, mientras que en artículos con marca, los atributos pasarán a ser los protagonistas. Te comparto un artículo acerca de los descuentos y los precios que te será de interés: http://www.elneuromarketing.com/descuentos-pueden-acabar-con-tu-negocio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *